Relaciones tóxicas

 

Consulta

Hola, tengo 26 años , soy madre soltera y he tenido muchos problemas con mi pareja (unión libre). Será que debo perdonarle todo lo me hizo desde que lo conocí  me engaño, no le importo dejarme embarazada y aun así estuvo con otra chica. Luego con otra, ahí volví estar embrazada y me hizo abortar… Recientemente estuvo con otra chica, pero la dejó porque lo descubrí. ¿Cómo puedo darle una buena lección si lastimosamente mi hija nos une para siempre? ¿Qué puedo hacer?

 

Respuesta del Dr. Alvaro Rodríguez

Estimada lectora, la relación que me indicas claramente cumple el perfil de una “relación tóxica”. ¿Qué significa este tipo de relaciones?. Generalmente se producen cuando un miembro de esa relación manipula y chantajea emocionalmente al otro miembro. En este caso, tu eres esa persona manipulada.

En tu consulta me hablas de engaños. Date cuenta que el engaño es una acción deliberada de hacer daño. Y además, se produce en repetidas ocasiones. Esto ocurre, porque la persona manipuladora, busca tu vulnerabilidad y tu debilidad, actuando en este terreno. Ahí aplica el “chantaje emocional” sabiendo que sucumbirás a sus pretensiones. Recuerda que el manipulador solo tiene el objetivo de controlarte y puede realizarlo desde el acoso moral, el maltrato verbal o el engaño como es tu caso. Este tipo de personas, suelen tener una doble vida. Te dicen una cosa y luego hacen otra.

Estimada lectora, en el final de tu consulta, me hablas de dar una lección, sin embargo temes el hecho de tener una hija en común.

En primer lugar debo decirte que una hija no te une irremediablemente a él de por vida. Él tan solo es el padre, y eso no obliga a que sea tu pareja forzosamente.

En segundo lugar, noto en tus palabras cierto tono de venganza y pienso que esto es un error. La venganza es odio acumulado y mostrar ese odio, tan solo te aumentará la ira, y posteriormente te hará sentir culpable. La lección tienes que dártela a ti misma, es decir, deber afrontar esta situación y poner solución para que esta persona deje de hacerte daño. Ten en cuenta que mina tu autoestima y te victimiza.

¿Cómo puedes liberarte de esta persona?

Debes darte cuenta que no le necesitas para ser feliz, y que tu felicidad depende de ti. Tienes que aprender a alejarte de él y darte valor a ti misma. Apóyate en personas que sean sanas y que te hayan ayudado anteriormente. Y sobre todo, quiérete.

Astenia primaveral

Hace ya unos días que entró la primavera, y aunque las lluvias no nos han dejado disfrutar del tiempo que se le supone a esta estación, parece que la astenia primaveral si ha hecho acto de presencia. Es muy habitual escuchar por estas fechas lo de “la primavera la sangre altera“, y ciertamente su llegada, ocasiona ciertos desequilibrios.

Pero, ¿qué es la astenia primavera?, ¿cómo podemos saber si la padecemos?

La astenia primaveral son una serie de síntomas que afectan principalmente a la esfera emocional y física, y que en mucha ocasiones tiende a confundirse con un estado depresivo. Los síntomas, como hemos dicho, pueden ser tanto físicos como psíquicos.  Los más habituales son cansancio, debilidad generalizada, irritabilidad, problemas de sueño, somnolencia y dolores de cabeza. Una de las frases más comúnmente utilizadas por las personas que sufren de astenia primaveral es “no puedo levantarme por la mañana“.

Y ¿por qué aparece? Generalmente el cambio de estación, es decir el paso del invierno a la primavera conlleva una serie de cambios atmosféricos que repercuten en nuestro organismo. Estos son principalmente el incremento de horas de luz en el día, lo cual genera también un incremento de la intensidad lumínica. También se produce el aumento de la temperatura y cambios en las presiones atmosféricas. Todo esto provoca que nuestros ritmos circadianos o relojes biológicos (biorritmos), se vean sometidos a adaptarse a estos cambios. Las personas que padecen esta astenia primaveral son aquellas que no consiguen adaptarse a estas nuevas circunstancias meteorológicos, lo cual les provocará estas alteraciones emocionales.

La astenia primaveral no es una enfermedad. Se considera que es un conjunto de síntomas que no debemos confundirlo con un estado depresivo. Hemos de saber que tan solo se trata de unos síntomas que aparecen durante el cambio de estación  y que una vez que nuestro cuerpo se ha aclimatado a ellos, suelen remitir sin consecuencia alguna.

Aún así, existe varias indicaciones que podemos seguir si durante estos días de entrada de la primavera hemos notado estos síntomas.

Lo primero es regular nuestras horas de sueño, procurando establecer un hábito saludable que nos propicie el descanso y el sueño reparador. También es importante fomentar una dieta sana huyendo de las sustancias excitantes,  hacer deporte o ejercicio físico fomentará la actividad y nos generará endorfinas, que son las hormonas responsables de modular nuestro estado de ánimo. Y sobre todo, saber que es simplemente una reacción de transición de nuestro organismo para aclimatarse a la nueva estación.

Resumen “15 Claves para ser feliz”

©Alvaro Rodriguez Mora 2017

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies