Ansiedad cronificada

Consulta

Soy una señora de 51 años, casada desde hace 25 años y sin hijos. Desde hace 37 años que sé lo que es tener ansiedad, aunque me la diagnosticaron desde hace 27. Tengo muchos altibajos emocionales, los cuales se han acentuado desde hace casi tres años por problemas familiares. Pero se puede decir que he tocado fondo últimamente ya que a estos problemas se les han unido otros tantos más. Mi miedo es que todo esto desemboque en algo peor y ya no tenga solución. Estoy muy vulnerable e irascible, no descanso por la noche lo suficiente, me siento cansada, no sé como salir a flote sin que todo me pase factura física y emocionalmente. Necesito un empujón hacia la felicidad, aunque ésta sea efímera.

 

Respuesta del Dr. Alvaro Rodríguez

La ansiedad es una reacción del organismo cuando se encuentra con una amenaza. Nos sirve para ponernos alerta y actuar, salvaguardando nuestra integridad física y mental. Sin embargo, la ansiedad puede llegar a convertirse en un serio problema si no aprendemos a manejarla. Esto ha provocado que sea un trastorno muy habitual hoy día, y aunque estemos habituados a hablar de ella, podemos actuar y eliminarla. Si te das cuenta en tu caso, la ansiedad ha pasado de ser un mecanismo que te ayuda a enfrentarte a las cosas, a algo que forma parte de tu vida. Te has acostumbrado a convivir con ella, y lógicamente esto no es bueno, ya que pierde su finalidad original. El hecho de llevar muchos años padeciéndola no quiere decir que tengas que seguir sufriéndola diariamente.

Date cuenta estimada lectora, que planteas que sufres ansiedad ante circunstancias familiares y vitales que te generan malestar. Sin embargo, la vida está llena de situaciones complicadas. Es normal, que ante algunas situaciones más complejas, tu cuerpo reaccione de forma ansiosa, pero eso debe ayudarte a resolver el problema. Sin embargo, tu mecanismo ansioso se activa automáticamente llevándote al bloqueo. Este problema lo padecen muchas personas. Incluso puede llegar a desarrollarse el Trastorno por Ansiedad Generalizada (TAG), donde el paciente reacciona ante todas las circunstancias vitales de forma ansiosa.

Pero, ¿dónde está el problema entonces? Principalmente cuando una persona, como es tu caso, ante situaciones de complejidad vital reacciona con esta ansiedad bloqueante, suele deberse a que no posee capacidad de afrontamiento. Es decir, se encuentra sin recursos para enfrentarse a estas situaciones. Este hecho te ha llevado a que cada vez te sea más complicado afrontarlas y superarlas. Eso provoca toda la sintomatología que comentas, cansancio, problemas en el sueño, abatimiento, irritabilidad, etc.

Es necesario que comiences a ver las situaciones que te ocurren como algo normal y no de una forma catastrófica. Esta visión catastrofista de las cosas nos provoca esa desesperanza y bloqueo. Es normal que no nos guste que ocurran, pero los acontecimientos vitales algunas veces son positivos y otras negativos. Las cosas son como son, no como deseamos. Si te enfrentas a estas situaciones de forma catastrofista y como si fueran horribles, verás que no tienes recursos. Sin embargo una perspectiva más adaptativa, viéndolas como algo que sucede y que tienes que afrontar, te hará enfrentarte mejor, y te ayudará a superarlo. Busca soluciones al problema, comunicación con la familia, apoyos emocionales, que te den las estrategias adecuadas para afrontar.

Aún así, si ves que eres incapaz de abordarlas, sería conveniente ponerte en manos de un profesional.

Te dejo una de mis frases de blog que puede ayudarte a esto: “Nuestra felicidad depende de nosotros, no dejes que nada la controle